Seis razones por las que no debes dejar que tu perro duerma en tu cama

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Que los perros duerman en la cama de sus dueños suele ser una costumbre más que habitual, ya sea por dentro o por fuera de las sábanas. En la mayoría de ocasiones esto es debido a que cuando era cachorro no tuvimos el valor de decirle que nuestra cama no era su sitio, y que él debía de dormir en su cama, que es mucho más cómoda y beneficiosa para él, pero sobre todo para nosotros.

Nunca es tarde para conseguir que tu perro duerma en su cama, pero hoy no vamos a enseñarte ningún método para conseguir sacarle de nuestra cama, sino que te vamos a plantear seis razones por las que no debes de dejar que tu perro duerma en tu cama.

Imaginamos que después de leerlas te harán pensar y reflexionar sobre porque tienes que compartir perro con tu cama, así que no te preocupes, en este enlace vas a encontrar diferentes recursos y formas para conseguir que tu perro, sea la raza que sea, comience a dormir en su propia cama que tú mismo le compraste y que te costó un buen dinero.

Perro

Estas son seis razones por las que no debes dejar que tu perro duerma en tu cama:

  • El comportamiento de tu perro empeorará. Muchos estudios dicen que los perros que duermen junto con sus dueños en la misma cama experimentan más ansiedad al separarse de ellos y por tanto podrían comportarse de peor forma a la hora de quedarse solos. Eso se traduce en que podrían morder cosas, marcar su territorio o ladrar en todo momento, generándote por ejemplo un problema con tus vecinos. Recuerda que duerme en tu cama, ya se cree el jefe, así que se ve en el derecho de hacer todo esto.
  • A pesar de que siempre se tiene la tendencia a creer que no, el perro puede estar sucio. No nos olvidemos que camina por la calle, por jardines y por otros muchos lugares donde puede ensuciarse, pero además coger alguna bacteria o partícula antihigiénica. Por muy limpio que tu creas que pueda estar, no es así, y menos como para meterse en tu cama.
  • En el caso de que tengas otras mascotas, será malo para ellas, ya que verán que las diferencias existen entre ellas. Aquí bien valdría aplicar el refrán “o todas o ninguna”. Nosotros te recomendamos encarecidamente que ninguna porque de lo contrario ya no será una cama, será algo difícil de entender para la mayoría de personas.
  • Dejarle dormir en tu cama y a tu lado supondrá que el perro acabará siendo el jefe como ya hemos comentado anteriormente y a larga esto puede no ser nada positivo ya que puede terminar creyéndose que tu cama es su cama con lo que ello conlleva.
  • Ya es el jefe, pero además puede volverse posesivo. Si dejas dormir a tu perro en la cama este se puede volver más posesivo, creyéndose que la cama es suya e impidiendo por ejemplo a otras personas echarse o simplemente sentarse en esa cama. En ocasiones suelen reaccionar ladrando o incluso atacando a todo aquel que se sienta o se echa en la cama, la cual él cree que es suya.
  • Nunca más dormirás bien o por lo menos como lo hacías antes. Si alguna vez has dormido con un perro sabrás de lo que te hablo, y es que nuestros amigos de cuatro patas se mueven mucho durante la noche lo que en ocasiones nos puede despertar o evitar que durmamos durante largos períodos de tiempo. Si el perro es pequeño las molestias serán reducidas, pero si el perro es de gran tamaño, las noches se pueden hacer muy largas y tediosas.

Perro

Sabemos a la perfección que es difícil decirle que no a tu mascota cuando se acerca al borde la cama con esos ojitos, pero es imprescindible que te mantengas firme en tu decisión de no dejarle dormir en tu cama o de lo contrario tendrás que sufrir las consecuencias. Y eso sí, no te creas que no sabemos lo tierno que es dormir con nuestro perro o el calor que da, pero a la larga va a ser perjudicial para todos.

¿Dejas que tu perro duerma contigo en la cama o eres de los que se mantiene firme y le manda a su cama?. Cuéntanos tu experiencia con tu perro en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes y donde estamos deseosos de que nos cuentes historias tuyas y de tu perro.

Un comentario:

  1. Mi perra que adopté, muy cariñosa, al principio se subia a mi cama y las primeras semanas me costaba echarla, siempre la empujaba con la pierna y luego a los 5 min se subía de nuevo. Insistí durante aprox 2 semanas y ya no se sube más y ni lo intenta ya. Con perros constancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *