Tres formas para conseguir que tu perro duerma en su cama

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Perro

En otro artículo de este mismo sitio web ya os contamos las seis razones por las que no debes dejar que tu perro duerma en tu cama. Para ello hoy vamos a ofrecerte tres formas para conseguir que nuestra mascota duerma en su cama, con las que estamos prácticamente seguros que conseguirás que tu perro ya no sienta la necesidad de dormir en nuestra cama.

El primer consejo que tenemos que daros es que tengáis paciencia, y que no deis ni un paso atrás porque de lo contrario el perro os tomará la delantera y todo se volverá mucho más complicado. Recuerda además que si tu perro duerme en su cama no sólo será beneficios para ti, sino también para él, ya que dormirá más cómodo y en un lugar más confortable sin tener que soportar tus patadas o atropellos nocturnos.

Crea un espacio para tu perro

Perro

Es importante crearle a cualquier perro su espacio en casa, para que se sienta importante y para que además tenga un lugar donde él pueda echarse, sentarse o jugar o lo que le plazca sin que nadie le moleste.

En este espacio podemos colocarle una cama que se ajuste a sus necesidades y en la que pueda descansar plácidamente. Es importante que este espacio esté en un lugar en el que el perro se sienta cómodo y en el que esté habitualmente. Además es vital que este lugar sea uno en el que no se excite demasiado como puede ser la cocina donde la comida suele poner a todos los perros en un alto grado de excitación.

Enséñale cada noche donde debe de dormir

Perro

Ningún perro y ni tan siquiera una persona lo sabe todo al nacer, e igual que nuestra madre nos llevaba a la cama es importante que nosotros también llevemos a nuestro perro a su cama. Para hacer esto podemos colocarle la correa y llevarle hasta su lugar de descanso, de una forma suave y sin tirones o comenzará a asociar la llegada de la noche y su cama con algo negativo.

Una vez en la cama debemos de intentar que se siente o se acueste, premiándole en el caso de que lo haga con una golosina. Esta acción sería conveniente repetirla en varias ocasiones cada noche hasta que por el mismo consiga no sólo sentarse o acostarse, sino caminar por su propia voluntad hasta su cama.

Educa a tu perro

Perro

En los primeros días es totalmente normal que tu perro siga intentando subirse a tu cama, pero aquí entra en juego tu posición de líder dominante y de educador. Cada vez que tu mascota trata de subirse a la cama debes de mostrarte firme y usando sólo la voz decirle “No” o “Abajo”.

En caso de que continúe debes de reforzar tu liderazgo y para ello deberás de sentarte en la cama repitiéndole las órdenes antes vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *